Páginas vistas en total

miércoles, 19 de mayo de 2010

REFLEXIONES

Manu, se ecuentra bien, aunque está con anemia, la tolera perfectamente.
Tengo una sensación extraña de normalidad que hacía 9 meses que no sentía.
Tengo la certeza de que esta batalla la hemos ganado entre todos, aunque el más perjudicado , es sin duda, el afectado.
Me gusta escuchar su serenidad cuando cuenta por todo lo que ha pasado, aunque la mayoría del tiempo, no quiere ni hablar del tema, quiere olvidarlo...Pienso y le digo que hace bien, pero que las cosas hay que aceptarlas, porque si las "tapas" conscientemente, te las callas, las sufres en silencio, tu subconsciente ya se encargará de que no sea así, te hará sentir mal, sin saber porqué, cuando lo bueno de las cosas es conocer su causa.
No se, puedo hablar de mil cosas, pero si no soy yo la que está padeciendo esta enfermedad, soy muy atrevida opinando.
Vuelvo a pedir perdón si a alguien le hago daño con mis comentarios.
Un beso

3 comentarios:

  1. Todo saldra a su tiempo,yo siempre leo amigos con diferentes enfermedades y pues cuando salen llegan a valorar tanto la vida que no desean perder tiempo en recordar cosas tan duras,y de a poco todo queda atras a lo mejor es eso ,seguro nunca olvidara lo que vivio pero de a poco vivira la vida como antes de enfermar,es la primara vez que me llego por aqui,me gusto tu escrito,te dejo un abrazo enorme y me alegro de que esten bien!

    ResponderEliminar
  2. Doria, me alegro mucho que todo vaya tomando normalidad, habeis pasado tanto! la anemia de Manu pronto remitirá, no queda nada para que vuelva a tener la energía de siempre, lo de los tratamientos te dejan por el suelo.
    Un abrazo muy fuerte para tí y para él, y...creo que no debes pedir perdón por hablar de tus pensamientos que compartimos much@s de los que rondamos por aquí!.
    Dale un abrazo muy fuerte! y cuidaros mucho los DOS!
    Besoss SOL

    ResponderEliminar
  3. Ha llegado otro fin de semana y con desmedida emoción paso a felicitarte.
    Para que lo pases donde te resulte más agradable un buen descanso, después de una semana un tanto densa por los consabidos compromisos laborales ya habituales.

    Un beso te dejo en el aire en compañía de un adiós.

    De esta siempre tuya...

    María del Carmen

    ResponderEliminar